Skip to main content

This page is also available in English

Change now

Precisamente en el caso de las frutas y verduras, los consumidores siempre esperan productos frescos - con especial hincapié en fresco y siempre. Esto plantea al sector el reto de encontrar un equilibrio entre la oferta de productos y la baja inversión de capital, sin defraudar las expectativas de los clientes. En resumen, los factores de capacidad y tiempo de entrega, junto con el precio y la calidad, están ganando importancia en la lucha por las cuotas de mercado. 

 

El almacén óptimo

Pero, ¿qué significa esto para los almacenes de materiales en los que se almacenan productos de alta rotación con fecha de caducidad mínima baja? A fin de garantizar plazos de entrega cada vez más cortos, las empresas hortofrutícolas deben adquirir elevados stocks. Sin embargo, el exceso de existencias en el almacén hace que los costes de inventario se disparen, lo que tiene un impacto importante en la liquidez y la rentabilidad. Además, existe un alto riesgo de desperdicio y desvalorización. Por otra parte, quién equipa su almacén con un stock demasiado reducido, se arriesga a una incapacidad de producción o suministro, y por tanto, a evaluaciones negativas de los proveedores e incluso a la no inclusión en la lista de clientes.

Evidentemente, no se puede prescindir de un stock mínimo de materiales auxiliares y de producción. Pero, ¿qué materiales auxiliares y de producción se necesitan y en qué cantidad? Los encargados de la planificación de materiales lo definen por medio de datos históricos de consumo y el período de adquisición. Cuando los niveles de existencias descienden por debajo del nivel mínimo definido, los pedidos de compra con proveedores predeterminados pueden iniciarse automáticamente.

 

Disposición basada en datos

Pero, ¿cuáles son los valores para calcular el stock mínimo y el óptimo? La solución de CSB Gestión de almacenes hace esto basándose en información sobre todos los bienes relevantes en términos de calidad, cantidad, precio, fecha de caducidad, ubicación y lote, en cualquier emplazamiento, almacén y mandante. Si se dispone de estos datos, es posible poner a disposición los productos en el momento adecuado, en el lugar adecuado, en la cantidad adecuada, y en particular, en el plazo previsto, optimizándose desde el punto de vista económico la máxima capacidad del almacén. La rápida evaluación de los datos permite reaccionar de forma rápida y flexible a las fluctuaciones de la oferta y la demanda. La información sobre la ubicación en el almacén está a disposición de los empleados del mismo pulsando un botón, lo que les permite localizar las mercancías con mayor rapidez.

Además del stock de almacén óptimo, la gestión de almacenes exacta por lotes ofrece también la ventaja de una trazabilidad completa de los mismos. Según nuestra experiencia, si se consigue poner a disposición todos los bienes con la mínima vinculación de capital, este equilibrio óptimo del stock de almacén puede reducir los costes hasta en un 30%.

 

Más allá de la gestión de almacenes

Para la myoría de los clientes, la disposición y la gestión de almacenes son sólo una parte de su planificación. La creciente demanda de productos ecológicos, el intento de alimentarse de forma sana y ecológicamente correcta, pero también las condiciones naturales de producción más impredecibles debido al cambio climático, están influyendo considerablemente en los procesos del sector hortofrutícola. Esto requiere una planificación cada vez más completa y rápida para tener en cuenta todas estas condiciones básicas.

Por lo tanto, muchas empresas apuestan por una digitalización completa con un flujo de datos transparente a lo largo de toda la cadena de producción, almacenamiento y suministro - con los ajustes que necesita para satisfacer su demanda individual. Concretamente, esto significa que usted organiza en su sistema ERP el ámbito de compras, incluyendo la facturación de los productores y la evaluación de los proveedores, planifica y controla la producción, así como las ventas, incluyendo el picking y el envío. Todo ello, por supuesto, con una gestión y un control de calidad continuos.

La experiencia de muchos clientes demuestra que esto funciona. Por ejemplo, el productor suizo de ensaladas convenience Eisberg AG utiliza también módulos para la planificación de procesos, la gestión de calidad, la trazabilidad y EDI en todas las sucursales de los diferentes países. Y las dimensiones son notables: Eisberg AG procesa diariamente más de 50 toneladas de productos frescos y dispone de una central logística propia de más de 5000 m2 de espacio de almacenamiento, vehículos de transporte propios y un almacén frigorífico de dos plantas - todo ello optimizado, naturalmente. ¡En resumen, esto funciona!