Skip to main content

This page is also available in English

Change now

El sistema ERP es el sistema neural central de una empresa. Gracias a una mayor digitalización el sistema ERP adquirirá mayor importancia en el futuro. Por lo tanto, las empresas del sector de la alimentación y las bebidas deben tener en cuenta los criterios más importantes a la hora de elegir un sistema ERP. Y qué criterios son realmente importantes, lo hemos aprendido en más de 1.200 implementaciones en la industria de alimentación y bebidas, y no menos importante por medio de encuestas regulares a nuestros clientes.

1. Idoneidad para el sector del sistema ERP

Si el software ha sido creado para los sectores de la alimentación, la implementación será más exitosa. Los fabricantes de productos de panadería y horneados tienen desafíos diferentes a los productores de productos lácteos: La carne es diferente a la fruta, y las empresas de delicatessen tienen otros requisitos que los productores de platos preparados. En el caso de los sistemas ERP especializados para las industrias de alimentación y bebidas, ya han incorporado la experiencia de otras empresas, y se han introducido Best Practices. De este modo, los responsables de la toma de decisiones pueden estar seguros de que la implementación de ERP funcionará. Y lo que es mucho más importante: Pueden aprovechar la implantación del sistema ERP para mejorar sus procesos. Un buen ejemplo es la trazabilidad. Un sistema ERP adecuado para la industria alimentaria ya ha integrado todos los requisitos de trazabilidad. La solución de trazabilidad implementada en la empresa Wolf muestra cómo funciona en la práctica.

2. Alcance funcional del sistema ERP

Como herramienta principal para la gestión de la empresa, es importante que el sistema ERP represente muchos ámbitos y ofrezca un elevado alcance funcional. De lo contrario, las soluciones insulares se complementan permanentemente fuera del sistema ERP, generando muchas interfaces así como un mantenimiento de los datos maestros por duplicado. El posterior desarrollo de la tecnología de la información y de los procesos también requiere de más esfuerzo. Un buen ejemplo aquí es el grupo Naabtaler Milchwerke. La mediana empresa de productos lácteos apuesta por una estrategia de integración total en el ámbito de la tecnología de la información - desde la contabilidad del inmovilizado hasta la gestión de tiempos, y desde la integración en el laboratorio hasta el mantenimiento.

3. Capacidad de ampliación del software ERP

Los requisitos a la empresa están cambiando constantemente. En ese caso, sería bueno poder ampliar el sistema ERP de forma flexibel y con módulos, sin tener que contar con las soluciones insulares  y los problemas de interfaces antes mencionados. La empresa Rischart's Backhaus, por ejemplo, ha ampliado su sistema ERP sucesivamente, integrado nuevas líneas de envasado y cajas registradoras. 

4. Disponibilidad internacional del software específico

Precisamente hoy, la disponibilidad internacional es cada vez más importante. Esto se aplica cada vez más a las PYME con perspectivas de crecimiento. ¿Puede el sistema ERP utilizarse a nivel mundial, estar disponible en muchos idiomas y contar con equipos de asesores en otros continentes? En este caso, un ERP disponible a nivel mundial tiene una gran ventaja en términos de seguridad en el futuro.

5. Estabilidad y capacidad de release del software

Una alta disponibilidad y actualizaciones ligeras del sistema ERP son absolutamente imprescindibles. Las empresas también pueden obtener un alivio adicional de la carga de TI si pueden externalizar su sistema ERP a la nube de forma fácil y económica. Esto ahorra valiosos recursos de TI, que no han de invertirse en la empresa, y que por ejemplo pueden integrarse en la optimización. El software empresarial basado en la web también permite interconectar diferentes empresas de producción, logística y comercio en un período de tiempo muy corto. La empresa Lutz Fleischwaren GmbH, por ejemplo, pudo eliminar todas sus islas de información en tan solo seis meses y sustituirlas por una solución en la nube centralizada para 15 plantas.

6. ERP con MES

Cuánto más integrada esté la producción en el sistema ERP, mejor. Una solución FACTORY ERP combina ambos, y ofrece las ventajas de ERP y MES al mismo tiempo. Naturalmente, un sistema MES integrado no es importante para los holdings o las empresas de servicios. Pero aún más en el caso de las empresas productoras.

7. Soporte en automatización desde el ERP

La automatización también ayuda fuera del ámbito de la producción, evitando el registro de datos y el control de procesos de forma manual, así como controlando, y por tanto, aumentando el rendimiento de los procesos en el sistema ERP. De este modo, el sistema ERP también debería dar soporte a la automatización de la intralogística - en particular las elevadas exigencias de frescura para la industria alimentaria. La automatización de la intralogística no sólo ahorra costes, sino que también representa la base de la Industria 4.0 y la Smart Food Factory. Por ejemplo, la empresa holandesa Promessa: Gracias a una solución logística a medida y al uso de tecnología robótica en el almacén, la empresa ha duplicado su capacidad de rendimiento - con un rendimiento de entrega superior al 99%.

8. Preparado para Industria 4.0

Con Internet de las cosas, la automatización seguirá aumentando, al igual que la cantidad de datos que pueden y deben ser procesados. Los expertos estiman que, en el futuro, toda la cadena de suministro de alimentos y bebidas estará mucho más interconectada que en la actualidad, y por ejemplo, en el futuro los datos de los consumidores estarán también a disposición del productor en tiempo real para la planificación de la producción. Por lo tanto, la Smart Food Factory comienza con un sistema ERP adecuado diseñado para ello.